jueves, 15 de noviembre de 2012

De lectores y escritores.

Sí, es un club de lectura, elegimos libros, historias, palabras, sucesiones de sonidos plasmados en un papel. Asistimos a conversaciones que nunca se han producido, somos testigos de asesinatos y traiciones, escuchamos con nuestros ojos a los muertos, conocemos lugares reales e irreales. Eso sí, algo  queda claro: todas las sensaciones, los sentimientos, las ilusiones, sustos, sonrisas que experimentamos mientras pasamos páginas en una postura inverosímil sobre nuestro sofá son de lo más real. A continuación, pasamos al otro lado y reproducimos un texto escrito por una alumna de nuestro colegio que trata de asuntos del corazón.






Corazón: Es el órgano principal del sistema circulatorio. Es un órgano musculoso y cónico situado en la cavidad torácica. Funciona como una bomba, impulsando la sangre a todo el cuerpo. Su tamaño es un poco mayor que el puño de su portador.

Si, de acuerdo, pero no solo sirve para eso. ¿Y lo que sientes? ¿Y lo rápido que puede llegar a latir cuando esa persona se acerca, o lo que puede llegar a doler?

No solo es el corazón lo que nos mantiene vivos, también es el amor. Nadie sería capaz de vivir sin amor. Todos sentimos amor por alguien queramos reconocerlo o no.

Que lo que tiemblo al verte y lo que cambia mi voz y la expresión de mi cara cuando estoy contigo no me pasa con nadie mas.

La suerte que he tenido al haber podido probar el sabor de tus besos, el poder arqueado mi espalda para acercarte a mí, el sentirte tan cerca, piel con piel. Que cuando estoy contigo no eres tú, ni soy yo, ¡somos nosotros!

Y lo egoísta que me siento por haberte crucificado sin razón…. ¿Qué culpa tienes tú de no sentir lo mismo? Ni tan siquiera yo se porque tienes la culpa de hacerme sentir como me siento.

Por supuesto que me encantaría poder respirar tu aire, soñar tus sueños, dormirme escuchando los latidos de tu corazón y no el tic-tac del reloj.

Te quiero para mí, te quiero conmigo para siempre, pero las cosas no siempre son como nosotros queremos que sean.


3 comentarios: